Compártelo en Facebook Comparte en Google+

 

Imagen de la noticia

06 / Jun / 2014

El desgaste irregular de neumáticos

El paso del tiempo y, sobre todo, de los kilómetros provoca el desgaste de los neumáticos. El problema viene cuando este es irregular, pues indica que algo (normalmente la presión) anda mal.

El estado de los neumáticos es muy fácil de comprobar. Basta con echar un vistazo a la banda de rodadura, para saber si el desgaste del dibujo es excesivo o si, por el contrario, a nuestras cubiertas les quedan todavía muchos kilómetros de vida. Por lo general, los neumáticos recién salidos de fábrica tienen una profundidad de banda de entre seis y 11 milímetros. No se recomienda dejar que bajen de tres milímetros y, por ley, nunca debes circular con ellos cuando los surcos son de menos de 1,6 mm Algunos cuentan con indicadores de desgaste, pero si los tuyos no tienen estas marcas puedes recurrir a un medidor o al truco del euro: introduces la moneda en un surco y si puedes ver la zona dorada, no lo dudes, ha llegado la hora del cambio.

Ahora bien, si el desgaste es irregular indica que hay un problema en el neumático. Este suele estar relacionado con la presión. Un desgaste excesivo por el centro de la banda de rodadura significa que circulamos con más aire de lo indicado por el fabricante. Por contra, si lo que apreciamos es un mayor deterioro de los laterales, el problema es que los neumáticos han perdido aire y circulan con menos presión de lo debido. Recuerda que los niveles de hinchado adecuados en función de la carga que vayas a transportar, vienen en el manual de usuario del coche.

Debes fijarte también si la irregularidad se aprecia en los cuatro neumáticos o solo en uno. Si es un problema aislado 'rellena' o desinfla el neumático afectado y comprueba si vuelve a perder presión, si así fuera lo más probable es que esté pinchado.

Puede ocurrir también que los neumáticos se desgasten en exceso solo por un lado de la banda de rodadura. Esto suele estar asociado con un problema de la suspensión o la dirección del coche (visita el taller para comprobarlo y corregirlo). Mientras que si aprecias que el neumático está algo ahuecado, puede que lleves los amortiguadores desgastados.

Volver